12 de febrero de 2018

*• VALKIRIA: GÉNESIS NOW •*





Has andado, sin hundirte,
por el mercurio que marca
los grados Celsius del pecado,
en las catedrales del miedo,
sabiendo que era estaño fundido.

Algunos años más tarde,
con la verdad en fotografía,
la mentira y Pedro por su casa,
eran uña y mugre.
Y ahí estás tú, tras la puerta,
esperando a la guerra
que venga a comer
y se eche la siesta.
Tú, sonrisa en mano
y el a hierro matas en otra,
sin maquillaje mimetizado
ni esmalte rojo de unas,
igual que una mujer espera
al vendedor de helados Camy
en una playa de Málaga.

La muerte es un paso de cebra,
cruzada con sopa ganso,
que al salir del ascensor
matar a sustos quisiera; 
de ahí el cruce con ganso.
La pálida entra a arroparte de noche,
y por contra tú, pasas frío,
con un salto de cama en cada zapatilla,
un amante propio en el ropero
todo vestido de verde,
y machete cruzado al cinto; 
totalmente inadecuado para la ocasión.

Los potrillos apocalípticos, 
en ovillo, bajo tu cama,
te dan el calor que te roba
el gondolero perdido en La Atlántida,

prestos y dispuestos a liarla parda
por el color del cepillo de dientes,
o apagar el calentador 
a mitad de la ducha, si se tercia;
guerritas de andar por casa 
- que me niego a llamarlas domésticas -
Y ellos, los potrillos, velarán por tí
hasta que a la joventud venga

con los labios pintados,
 con el aroma del café recien hecho,
y , tacones en mano, saltes
las charcas de lágrimas del felón,  
sin mancharte tus pies desnudos 
 y empiece un nuevo Génesis.


Nada ni nadie va a piratear
la estela de la luna sobre el río,
y hay un jardín sin puertas
a las a fueras, esperándote.
Lejos de Dios y sus iconos,
por que no eres de este infierno
llamado once de febrero,
ni del polvo, ni del agua, ni del aire...
Eres puro corazón y sangre.

Y yo, un Lucrecio caprino,
epicurando sobre qué fue primero
¿el maíz o la mazorca? 
 a la espera que toques el timbre,
y escuchar el estruendo
de dos corazones rompiendo juntos,
a latidos, la barrera de sonido.
Entonces, sabré que ya has llegado.

Josetxu Erreke®Elgran Ausente.  


Ronessa a 11 de febrero de 2018.






7 de febrero de 2018

*° SIN RED °* soneto



SONETO

Llegamos hasta el margen de la vida,
del trapecio sin red fuimos quiniela,
apostamos por otra paralela,
y un desierto en la puerta de salida,

Suave y dulce caricia prohibida,
nadamos entre colchas y franela,
los ojos nos comimos, vela a vela,
con bulimia salvaje y desnutrida.

Roto el tiempo soez, roto el futuro,
su mundo se iba a pie de la cuidad,
con el Edén en su salva pantalla.

La historia de amor escrita se halla
en el cielo cerrado de algún chat,
excepto estos, de anónimo Epicuro.

Josetxu Erreke®Elgran Ausente.



Ronessa, a 6 de febrero de 2018





1 de febrero de 2018

~ CHILLI CALIENTE ~





  Cae a plomo un sol dulzón que adormece 
las tardes julianas con su siesta,
secuela perentoria de otras fiestas;
larva parda instintivamente crece.
Luciérnagas de seda,
un mantón fluorescente, solas, tejen.

El swing y el jazz, la big band excelentes,
el sopor de la tulipa y el color de esta,
hacen de la terraza una perfecta
imagen, exclusiva y no excluyente.
Oigo en la via Láctea,
barcos del mar de Venus criar peces

El baile de las velas le obedecen,
y el curvo itinerario me gobierna,
y usa armoniosa el cruze de sus piernas,
Coltraen la hace más sensual si hay enfrente
dos espejos de Bohemia,
puestos con la idea exótica de verse.

El peldaño me lleva a el siguiente
salón, donde las cartas leen tu instinto.
Me descalzo las botas sin permiso,
ella me hará lo propio con mi suéter,
yo le miro el vestido,
y ella, me tira el tanga de un cachete.

Un ecléctico puzzle transparente,
un juego de sofá a un par de mangas
cuyas únicas piezas que casan
las guarda cada uno para ayende.
Somos mentes raras
huyendo de un mañana siempre en ciernes..

La oscuridad narcótica y su duende,  
las prendas vuelan, brincan, se rajan,
su cama incuba formas aún laxas,
la jungla observa con sus ojos verdes...
Se abre una puerta nacar,
paso y su espalda cierra suavemente.

  
Josetxu Erreke®Elgran Ausente

El final lo dejo a la imaginación del lector, 
dado que es jueves erótico, no le será muy dicifil. 
Nos leemos.




17 de enero de 2018

ZAPATOS AMARILLOS






En qué lugar y momento,
yo quisiera averiguar,
 diste el cambiazo
al
nos nuestro de cada día, 
- que hoy, me alagas al escupir -

y sin medrar chistar que valga,
comenzaste a conjugar
todo verbo nuestro,
exentos de apellidos,
con mi tú, con tu yo, y sin mí.


Josetxu Erreke®Elgran Ausente. 


Ronessa a 17 de enero 2018


🦋





8 de enero de 2018

*° CALLE LLAGARTO °* Soneto




Por qué no tropiezas en mi cama,
y empezamos con mal tacón el año,
convalido el alivio por el daño
sin soplar la ojeriza, que se inflama
 
al más mínimo roze del pijama.
Y por qué no pasamos de este extraño,
del quieto plaxo sacro tan huraño,
que busca y quiere nuestra única alma.

Oler, saborear la tinta china
que empapa de poemas cada escena,
sacando a los mosaicos larga espina.

La calma, pandemonium, suda cera,
miradas pugilísticas de esquina;
deformando la paz, aulla una
 fiera.

Josetxu Erreke®Elgran Ausente.

Calle Llagarto. 7 de enero 2017. 

🦎 




4 de enero de 2018

♧ NOCHE DE FLAMENCO Y BLUES, Raimundo Amador & Javier Vargas Blues Band ♤




Aunque a noche mo fue propicia ni acertada para *Javier Vargas*, conforme nos tenía acostumbrados, se pudo ver una gala medio improvisada con *Raimundo Amador*, acompañado por *Lin Cortes*, para mi lo mejor de la noche. Aparte de la incorporación a la percusión de su hijo *Raimundo Júnior*, serio en el escenario y un buen saber estar y no estar. 

No fue el trepidante y huracanado concierto con el que, el de Triana, nos tenía tan acostubrados. Una pena. 


Raimundo Amador Júnior y un servidor Josetxu Errekerre, después de la gala en la entrada de artistas del Teatro Principal de Alicante. 

Nos leemos, amigos.







31 de diciembre de 2017

• LA LEYENDA DE LA CARA DEL MORO • Tercer Capítulo

.   


Era Nuño buen cristiano
como bravo lucentino*,
plantó cara al beduino
en batalla espada en mano,
de todas salió sano.
Primogénito del Conde,
cabalga y pasa por donde
la presencia está prohibida,
bajo la pena de vida,
a todo aquel que la ronde.
          🌙        

Corría por la medina,
el zoco y los arrabales,
una noticia a raudales:
la princesa alicantina,
bella hermosura felina,
con el Sultán, se asegura,   
un noviazgo y se le augura
desposarla este verano
bajo el velo mahometano;
si el Wali ordena y factura.

Gozaba de dos jardines
en la alcazaba real:
uno con fuente central,
y otro de alberca y jazmines
que custodian dos mastines.
Cuando le agobia la cena
o el protocolo que ordena,
Zaira, rodeada de flores,
con noche hinchada de olores,
pasea lenta su pena.

Fue precisamente el día
en que Zaira y el Sultán,
celebra este con su afán,  
noviazgo en algarabía,  
cayó la noche y seguía. 
Zaira en su jardín privado
con su futuro estrenado,
una sombra le alarmó
¿quién vive? - preguntó -
Nuño, y no voy armado. 


Continuará...

Josetxu Erreke®Elgran Ausente.



🌙

Calle Llagarto, 30 de diciembre de 2017.




* Lucentino: el gentilicio de Leukum o Lucemtum, es lucentino/a . Nombres que la ciudad tuvo en las épocas Helena, Cartaginesa y Romana.   







20 de diciembre de 2017

° DIÓGENES Y YO ° Soneto





Diógenes tiembla en la escalera
de un desolado barco de vapor,
donde escombro a estribor y babor
el motín desertor de mi chistera.

Busco un espejo en llamas que me quiera,
sin ojos que me ocupen su interior,
pues miran y me leen sin humor
el papel de envolver pez en salmuera.

Me juego el café al baloncesto
con bolas de papel y de hojarasca;   
y vivo atormentado en falto gesto.

Embolsa triza a triza, todo puesto,
Diógenes, se cura el mono y rasca
un hueco a esta bolsa con el resto.

Josetxu Erreke®Elgran Ausente. 


Calle Llagarto, 20/diciembre/2017. 







14 de diciembre de 2017

♧ EL CASO DE LAS FLORES HACIA BAJO ♧




Quizá un día, no sé ...
quieras saber una cosa.
La incontestable mudez
del silencio me destroza,
pero me mantengo en pie.
Hoy testo en forma de nota
y escribo a la mujer qué
me llama mala persona,
aunque no ha pisado bien
lo que acarrea mi sombra;
lado oscuro en todo ser.

Dios, en su misericordia
no hizo desaparecer,
y en mi conciencia aún obra
la cuenta del debe y haber,
que con celo resta mi honra,
por si guadaña en postrer
la pálida dama ronda
mi calle al amanecer,
y con fatídica sorna
quiere bailar con mesié.

Sólo dejaré en tierra
lo que en tierra me gané, 
y mis íntimas deudas,
de palabra o de parné, 
vendrán conmigo a la tumba
con un espantoso chaqué.


Qué el llanto de la lluvia
haga en mi fosa crecer
flores, hacia bajo, tuyas
en pétalos de papel,
con los poemas que nunca
en tus ojos supe ver.

Con tres florecillas rubias
yo te contestaré.
Tendrás que elegir una,
y deshojarla a placer
con tu descortes ternura,
una sí, otra también,
y podrás en la última
hoja o pétalo saber,
si hasta en la otra vida inmunda,
te he dejado de querer.


Josetxu Erreke®Elgran Ausente.


Calle Llagarto, 13 diciembre de 2017. 







11 de diciembre de 2017

° EL FRÍO SILENCIO DE LOS ELECTRODOMÉSTICOS °






Dormir con la ventana abierta, en invierno,
no es por deporte de riesgo extremo,
ni adicción a sustancia alguna
segregada por el cerebro al hacer el idiota,
o al salir sano y salvo de tal o cual idiotez.

Dormir con el balcón abierto, en invierno,
es un acto de fe suicida y desesperado,
máxime, cuando sabes que ni el "Tato"
va a aparecer por el balcón o la ventana
con la música de Épica de fondo, a todo trapo.
Qué nadie te va a rondar, ni en sueños,

con la tuna universitaria 
de Alcalá de Henares a la espalda,
cantando, a dos voces, "Clavelitos",
mientras tus vecinos, atónitos, defecan,
al unisono mental, en todos tus muertos,
y tú en los suyos; que están más cerca.

Dormir a cielo abierto, en invierno, 
es vivir en perfecta comunión
con los animales y bestias de la noche
y las cuatro esquinas de mi calle,
es pura melancolía sacramental.
El voto de sicencio del asfalto,
de la puerta, de sus visagras, 
del inodoro, del timbre, del móvil,
hasta del centrifugado de la lavadora.

Dormir sin ti, ni en invierno ni en verano,
es congelar tus propias vísceras, 
como sorpresa, para el roscón de reyes; 
descorazonarse literalmente.
Es una forma, de tantas, de pasar
los últimos y agónicos momentos,
con tu misma esperanza desaucida,
herida de muerte por tí mismo.

Así dure el trámite, un beso de tu boca.

Josetxu Erreke®Elgran Ausente.


Calle Llagarto, diciembre de 2017.