17 de agosto de 2017

• BÚHOS EN LA MADRUGADA •






























La tarde, naipe clavado
en triste puesto de feria,
con el balín de la histeria
cae, por un búho emplumado.

La media noche ha pasado,
igual que al soplo de una hoja
en la bitácora roja,
de un díscolo sedado,
que en crónicas me arroja
al barro más enfangado.

El búho verdoso observa
mi pulgar; que es mi derrota.
Bruñe sus garra y frota
su fiero pico en acerba.

La ascensión ha bajado
como el agua entre la roca,
dándole brillo mojado
que la pule y entrechoca,
sin conseguir mas calado
que el cutáneo que le toca.

Pasa la albina lechuza
la urbe con gafas de Lennon,.
al ver su suerte que cruza,
pica los faros de xenon.

Las cuatro y media han tocado.
Damas de honor y princesas
hacen dedo; esmaltado.
En sus manos, las pavesas
del príncipe azul casado,
con andares de tigresas.

Escondido el búho negro
de esquiva espuela plateada,
busca el gordo y no el reintegro
sin cupón ni suerte echada.

Taxis y putas trafican
o intercambian intereses,
reinas de la noche abdican
en dos sombras que hacen eses,
los motoristas se pican;
sangre y uñas bajo el Dainesse.

El real búho en su torre
ya va ahuecando el ala.
Muere sin quien la socorre
la noche herida de bala.

La muerte al amanecer,
mata con parca dulzura
las promesas por hacer,
tu sitio en vista futura...
mata de celos sin ver,
y a los planes los tortura.

Y volverá el placer

a romper las vestiduras, 
si mañana se ven caer 
por su noche de locura.


Josetxu Erreke®Elgran Ausente


Calle Llagarto, 16 de la  agosto de 2017.  
Todos los derechos reservados por el autor de los versos y del blog.



11 de agosto de 2017

• LA CONCIENCIA DE CAÍN •





Qué penita me da verte, 
qué pena me da mirarte, 
en el mayo de las flores 
empiezas a marchitarte. 


Maldita la mala suerte. 
Maldito juez que reparte 
sin sentencias, dolores, 
sin tan siquiera nombrarte. 


Dónde estás mal cobarde,
que traigo ganas de verte,
de coserte tus honores 
con plomo y que Dios me guarde. 

Vena del tallo del arte,   
vino y agua dan tus flores...
Qué penita me da verte 
qué pena me da mirarte. 

Josetxu Erreke®Elgran Ausente 



       ... padre no hay más que uno 


Calle Llagarto,  agosto 2017



5 de agosto de 2017

• EL AÑO EN QUE LAS ANFETAS Y EL ALCOHOL TE CONVENCIERON DE LA EXISTENCIA DE DIOS •





Me miro y te reconozco...
Hubo un dia, que quisimos
matar de hambre al aire 
y al viento que nos dio de comer, 
tierra a vendavales.



Buscábamos por la ciudad 
el fluido estelo-lunar, 
oyendo a The Cure, 
sin poder ver nuestras sombras 
volar por las paredes, 
en una densa desesperación.

Incapaz de mirar el cielo,
sin gafas de sol de marca,
cree un cataclismo de tu talla
con plaza de garaje y ascensor
y albornoces con rayas a juego, 
y tú lo llamaste hogar.
Desencajados por la velocidad 
cada noche creabas la luz 
y follábamos, entre el crepitar 
del pino seco, hilos de incienso
y el último éxito de no sé quién,
sacado de extrangis del Corteinglés. 

En mi condición y pacto
de lagartija de Egipto,  
expulsé todo mi agua
antes de achicharrame
en mi propia hoguera.
Tu caudal no volvió más
por mis cauces a las regatas
secas y enrevesadas de mi ser.  

Tan sólo quedó lo básico 
el aroma de la esencia;
lo esencial en fuga .
La base, y bucles grises 
del humo de los pitillos 
adulterados con tóxicos.
El nombre del escritor.

Las burbujillas de un éxtasis 
ahogado en un güisqui con cola,
la alcohólica diálisis semanal
un adhesivo de Helmet,
el derretido hielo, 
tubos de cristal,
la marca pluvial en las ventanas
y extractos bancarios, sin abrir,
camino a las alcantarillas.

El monóxido de carbono, 
un pañuelo perfumado,
un beso en la servilleta, 
unas medias de rejilla calcinadas, 
por la saliva de la lengua del dragón  
en tu sexo en llamas,
las marcas de cuero del asfalto
las del asfalto en la piel quemada.

Manchas de sangre, de orín...
El estribillo de la canción. 
El asiento sin copiloto,
sábanas en la basura quemadas 
por el sueño de los cigarros.
La noche en que pudimos ser
en los oídos de nadie,
llaveros sin llaves,
las cicatrices de cuchillas 
en los antebrazos del corazón,
aunque, probablemente, 
estábamos muy colocados para ello.

El año que la disidrina, el cánnabis 
el rock & Roll  el speed, la cocaina,
el alcohol, las motos y un mal viaje,  
te convencieron de que dios existe...
jurando que hablaba español.


 Josetxu Erreke®Elgran Ausente.





31 de julio de 2017

• CARTA AL WHISKY •





Venía desde lejos disparándo
mis besos con sabor a "paripé",
y tu los esquivabas meneándote,
no sé por qué, me caes bien.
Desde la cristalera observándote
dibujo con el dedo un corazón,
y sigo disparándote mis besos,
me caes bien, no sé por qué.
Te busco por las noches en La Rambla
allí donde te vi la última vez,
y brindo con las copas vaciadas;
restos de J. Pol Goltier.

En playa Postiguet
despunta el amanecer,
la lluvia reververa en La Explanada.
Pliego trozos de un cartel
hago barcos de papel,
que varan en las olas ensoladas.

Me escapo y me presento en tu trabajo,
y disimulo, compro un “nosequé”;
te escribo y no me atrevo ni a mandarte,
ni un mísero e-mail.
Te vi la otra noche acompañada,
Se me escapó, queriendo.- "Qué te den"
y me pregunto estarás casada...
¿Quién es el pijo aquel?
Apuesto que ignora que me dabas
excesos en tu máxima expresión,
mil besos con sabor a mermelada
comías tú, comía yo.

De Santa Cruz a Babel
- qué metáfora tan cruel -
La suerte era una puta enmascarada.
Yo buscaba un burdel,
y el piano al amanecer
me rompió las manos con la tapa.

Alas con gravidez desangelada,
mi pulso a mil, el despertar precoz,
y el chelo de la noche nos tocaba
un vals pegado al revés.
En esas, cuántas veces lo intentaba,
no sé que pudo ser de ese amor,
pues me najaba a la desesperada:
Qué gran tropezón.
No olvido que si algo me gustaba,
perdia el culo y echándome un farol,
aparecía al cabo de semanas;
tremendo culebrón.

Qué gris se ve El Peret,
El Barrio, el Cabaset,
tras un vaso de agua pura y clara.
No necesito saber
que al mínimo tras pies
me veo zozobrando en una charca.

Confieso mi arrogancia descarada,
borracho en un mar de confusión
y ahora que he salido de esa charca,
secado estoy, amor.
Los grados de mi mente intoxicada,
los delirios de un loco soñador;
temblores que llegan de madrugada
a falta de alcohol.
Me fui buscando el aire que faltaba,
oí que me llamaron perdedor,
murmullos que apuñalan por la espalda;
juré por Dios volver.

Por todo ello te escribo Inmaculada,
no hay días de arrogancia ni de alcohol.
Todo mi amor he puesto en ésta carta,
que firmó yo, el perdedor. 

Josetxu Erreke®Elgran Ausente. 


Entre en Barrio de San Blas y Calle Llagarto, julio 2017

♤ 

Nota de interes:  La terraza de El Peret, La Rambla ( Méndez Nuñez), Playa Postiguet, Explanada de España,  Barrios de Santa Cruz, Babel, El Cabasset son sitios o lugares  tipicos de la Ciudad de Alicante, mi ciudad.  

18 de julio de 2017

• COMO EL MIMBRE A LA MADERA •




Yo que pasé por ahí
y nunca quise parar,
hoy tengo que maniatar
al Hércules que hay en mí...

Si consiguiera plegar,
desde la costa murciana 
al peñón de Gibraltar,
y en discreción salesiana,
por un momento borrar 
la bahia gaditana
y en fantasías saltar
de San Lucar a Triana.

Y cantar Pasa la vida*,
cena en la Calle Bétis*,
pintando los espaguetis
con tomate verde oliva. 

De las calas de Alkabir 
a coronar la albardilla, 
de la noche de Sevilla,
mirando al Guadalquivir.
Con lápiz de regaliz,
escribirte redondillas 
sentada entre mis rodillas,
lo más pegadito a mí.

Y el Aire, por Bulerias*, 
cama en el Hotel amor*, 
Camarón*, dos alegrias; 
los hermanos Amador...

Y en su modus fecundar
con tinta de poesía,
bajo el sol de Andalucía,
la flor de blanco azahar,
que con fiel alevosia, 
guardas en el paladar
-fino y veneno retard-
de esa boca que es mía.

Y al Cristo de esta capilla
pedirle algo yo quisiera; 
de penitencia, la astilla 
que en mi corazón cosiera
en nombre de su Sevilla,
sin mentar quien ella fuera:
yo quiero hacer una silla
con mimbre y noble madera.

Y sentarnos a la espera,
borrachos sin manzanilla,
de pasar en canastilla
toda una vida, entera. 

Josetxu Erreke®Elgran Ausente. 




(*) Pasa la vida 
     Calle Betis
     Las bulerias del aire
     Hotel amor 
     Camaron 

Estos son títulos de canciones del grupo sevillano "Pata Negra",  y esos pequeños versos, mi particular homenaje a Rafael Amador, pionero y artífice por excelencia de lo que hoy se conoce como Fusión Flamenca. 

La cama y cena ¡Ay! Que sin razón , yo no quiero...  del tema "Bodas de Sangre" letra: Fdco. García Lorca Música: Pata Negra, Rafael Amador. 




Calle Llargarto 18 de julio 2017


9 de julio de 2017

COPLA & TABULAE





























Me abres mi boca y la trampa,
subes y bajas los cielos.
Tu cabello a llamaradas,
dan forma a golpes violentos
a la sinfonía arpada,
entre el mismísimo suelo
que aguanta tu ígnea cama,
y la escalera de incendios
que hasta los infiernos baja,
para mi suerte o lamento.
En mi afán por ver tu cara
que, intuyo y no la encuentro,
te caes sobre mi y me tapas
mis ojos con un pañuelo,
y cuando mi intuición falla
hundes tu chaira en mi pecho,
y en leve sonrisa, cantas,
"Y sin embargo te quiero".


Es la hora en que el sudor,
con su dulzura salada
moja la sábana y preña,
con dos lágrimas de Dior,
mi figura retratada.
Mas tu silueta se empeña
en el cliché de ambos, dos,
como foto revelada
que nuestros cuerpos muestran
en lienzo monocolor,
dos sombras de agua en tu cama,
y para nada desdeñan.  
Doy con tu clave en La menor,
tu cintura es la guitarra
que me improvisa e ingenia,
sin cuerdas ni afinador,
ni partitura que valga,
tocando "La Malagueña".



Josetxu Erreke♧Elgran Ausente 




Calle Llargarto,  primeros de julio 2017.






El directpr de cine Robert Rodríguez a la guitarra con Los Chingon,  interpretando una versión de "Malagueña Salerisa"




30 de junio de 2017

• KARAGÖZ •





Esa espalda ya era venenosa
mucho antes que el sol invertebrado,
sin manos, diese a piel tan hermosa,
con patente corsa, el dorado
que luce orgullosa 
tumbada, de espaldas y de lado.



Médula que emula a la serpiente
que agita el morbo cascabelado,
dispuesta a todo juego indecente,
zarabandea su envés endiablado,
sin sorna aparente,
me sentía un ratón cazado.

Sierpe sicalíptica, varilla 
de mar; diapasón concupiscente
que trae sones de olas a la orilla.
El sol sucumbía por poniente,
su oscura mantilla
arremete en la playa sin gente.

Y este adán observa su costilla
hecha cobra, danzar laicamente,
trenzando la cola en mi rodilla,
busca su lengua nuestro aliciente 
y en mis piernas, brilla,
su pícara risa adolescente.

La sombra escamada de su espalda
zigzagueaba entre muslos y arenas,
envaina la lamprea su guirnalda
que dilatan mis cárdenas venas,
ojos esmeralda
mueren, ensartada en mil escenas. 

Un turco karagöz en acuarela
se alarga bajo la media luna,
suelto y acoge mi cura gemela,
dos sombras extasiadas en una,
y el faro pincela
la huella de este verso en la duna.
  
Son momentos que guardo en propiedad
bajo un somier beis sin cerradura,
sin llave, ni más seguridad 
que el jake mate de su cintura.
Aún sin autoridad,
firmo y clasifico esta escritura.  




Josetxu Erreke®Elgran Ausente







La Sequia / Calle Llargarto, últimos de junio 2017 

NOTA de INTERES: El formato poético esta sacado de una recopilación de Sonetos de Don Francisco Quevedo, llamado " Sentencias"  donde no sólo se publican Sonetos, redondel las y citas, sino que indagan en la evolución del genio, entre tramas palaciegas,  traiciones, mujeres y pendencias.  










Afther Dark Snakedance 

18 de junio de 2017

• CABELLOS DE ÁNGEL ESCOGIDOS •




Tu espalda es un libro abierto
que algunos miran por fuera,
yo quiero pasar a dentro 
y escribir hojas enteras.

Tu boca es pura escultura 
donde el nirvana arde en sueños, 
galgos flacos se masturban
cavilando ser el dueño.

Tus manos son mi amargura,
que sin tocarlas me ahogan  
ninfas con furia de Miuras;
hadas que sueltan mi soga.

Por tus ojos yo voy tuerto 
manco, cojo, sordo y mudo,
hasta que por fin despierto 
abrazado a otro mundo.

Toda tú haces lo que soy
a veces fruta, otras hueso,
y por mis ayeres de hoy,
mañana escribiré ésto.

Josetxu Erreke®Elgran Ausente



Calle Llagarto, a mediados de junio, 2017

9 de junio de 2017

•MISS CELOFÁN•

 


Si pudiera dominar 
las faltas del devenir 
fundiendo en el porvenir 
la vida en número par.
Y poder multiplicar 
las noches en que, dormidos, 
cosimos los descosidos 
hilos negros de la alfombra, 
donde se escapa la sombra 
de dos amantes heridos.



Almas de fragil auguro  
unidas con celofán 
arrastrando un hoy sin pan
mas hambre para el futuro.
Dos fotos que, a contramuro, 
calzan con aire castillos
como si fueran ladrillos
resistentes a los años,
al moho, los autoengaños 
y al miedo de los anillos.


Josetxu Errekerre♧

◇ ◇ ◇


MIEDO A LOS ANILLOS

Por temor a los anillos,
fobia de lesa mesura.
Transgrediendo la cordura
enhiesta, cual los cerillos,
alcé muro de ladrillos
para tapiar el deseo
que dejome, tan ateo,
"Sacramento Instituido"
Loa, al amor tan sufrido
de Eurídices y Orfeo.

La lira que desgranaba
escalas intermitentes
de solfas incandescentes,
hila utopías aladas
desde cuerdas desgarradas
en aciago verso alado.
Trova, Orfeo obnubilado:
Qué el anillo... es artero
aguijón de cancerbero,
cual… Cerbero  desquiciado.

atte. mpazj.





Calle Llargarto,  primeros de junio

1 de junio de 2017

•LUNA ENTEJADA• (Las Lunas de Tejada II )







Las Lunas de Tejada, 10 años después 

Sobre el puente cansada y distraida
el sueño de ayer roe aún su mente,
envuelta en la gris bruma de la ría,
brilla, como herida aún caliente.

El cliché de una mueca le caía 
a sus pies, diciendo lo siguiente:
dónde está el capullo que me envía
sobres sin señas, ni el remitente
...

Despertó la bella, adherente 

al cristal de la sexta ventanilla.
¿Quė carajo hago aquí con ėsta gente?
en voz baja chistó a una chiquilla.
En el tren, el verano y su bombilla
diezmando va su luz fluorescente,

yo venía del mar y ella de una villa,
vizkaína; Durango, exactamente.



Si el acaso, nos juntó calle arriba,

yo no fui culpable; ni inocente.
No es este paraíso que prohíba 
librarnos de estas ropas con la mente. 
En la noche granada, buganvillas
azules campanean al relente, 
premonición mía que amartilla 
la imaginación que arde paciente.

Las ojeadas, de pronto, se escurrían,
calles oscuras láten excitantes...  
plazas y callejones se vacían 
cuando el deseo envida a ser amantes.
Los pasos paran, como manecilla
de un viejo reloj,  pero su valiente
boca besó la mía y, a cuchilla,
ensancha el cordiale a todo entente.

Se desató, sin tregua, dos guerrillas
en un zaguán sin freno y en pendiente,
entre abrazos suicidas, y anillas
que, en mi torso, estiró sádicamente,

olía a adoquines de capilla,
a techos de pizarra, a eco ahuyente,
a saliva y a sexo que acribilla
la conciencia, el recato y la mente.

Su secreto podó bien, y a hurtadillas,
la raíz de la noche inovediente,
me empujó a un coupe, a toda pastilla,
rasgándonos la ropa con los dientes.
Colgó suave su anillo de pedida
del piercing de mi pecho palpitante,
se tragó su pieza en su bebida,
brindando, en sus zapatos de piel de ante.
Vimos menguar la luna; nos advertía...
y en plan "ex presidiario busca amante"
como si no existiera más que un día,
ardió Roma, Troya y Alicante.

Desgajamos la luna que vestía
los caminos de luz azul bramante,
estiramos un adiós que se sabía,
que rompería en fatuo y gris instante.
Cansados por las idas y venidas,
calzamos con arcilla los gigantes,
tiramos, sin guardar, al mar las bridas
y los trenes pasaron por delante. 



       Josetxu Erreke®Elgran Ausente.




                                 Calle Llargarto, primeros de junio....2017