17 de abril de 2017

•NUBES DE BARRO •



Me encierro en el contraste de su foto,
en el borde contrario de la nube
que sujeta su boca, donde anduve
por encima del magno terremoto. 

Bajo el estanque absenta, flor de loto, 
aupo al narciso abierto y solo sube
separando las dos alas de la uve,
enflorecido en parto maremoto. 

Ella me engulle hasta un nítido estrago,
mi grito tuerce el junco en el vacío, 
dos pétalos carnosos caen al suelo. 

Sus aguas desmedidas, trago a trago,
arramblan sin piedad mi cauce y río
alzando, en barro, nubes hacia el cielo. 


Elgran Ausente.



Josetxu Erreke® 16 de abril  2017 Calle Llagarto 

14 de abril de 2017

• EL REY DE LAS MARMOTAS ERA UN CONEJO OPERADO •



Ay, torrezno saca leches,
ahora que ves la boca 
del tiempo, te vuelves loca,
y buscas cagando leches
Sotas de quien te aproveches. 
Y si ayer te dio la brisa 
de ser artista y deprisa,
te deseo lo mejor;
que es imposible ir peor,
aunque pagaras con Visa.

Ay, ovejero ovejuno,
franquicias muy bien el mal, 
y organizas el corral
a modo de coach moruno.
"Como yo no habrá ninguno";
cantas, pegándote el moco,
y quien te conoce un poco, 
huye, porque al ver tu tajo, 
te repites más que el ajo; 
y tu creyéndote el coco.

Con tanto oficio oficioso, 
en vez de colgarte a petas;
tira ya a hacer puñetas, 
tus castañuelas a un  foso.
Sombra light del  perezoso,
el bucle de tu oratoria 
con tirria persecutoria, 
tan solo escucha rebuznos 
causándote repeluznos;
siendo el asno y zanahoria.

Josetxu erreke® 


Calle Llagarto, primavera 2017

9 de abril de 2017

• CARNE DE TU CARCEL•


Hágale mi reina mora,
condéneme con su mano;
a este, su perro cristiano, 
senténcielo aquí y ahora. 
Atienda mi afán, señora,
no hay penal más lascivo
que este paraíso estivo, 
carne de tu cárcel soy 
y he de finar donde estoy, 
gritando; moriré vivo !! 

 Elgran Ausente. 


Creo que tu Reina Mora
te clavará los puñales
de sus caricias puntuales
torturándote a deshora.
Y cuando llegue la aurora
tan "muerto-vivo" estarás
que gritarás: ¡Dame más,
quiero ser tu zombie amado
porque adicto me has dejado
a los besos que me das!.

O. Moré.
Mucho aché, compa.


No permita soberana
valerosa Abdelazia,
ceder la vida, la gracia,
en el voto de Siurana.
Dócil a la fe cristiana
el que dice ser su perro
un  suplicante gamberro,
que implora por la precoz
muerte de éxtasis feroz..
hora, casquillo y hierro. 

Miriam Paz Jordan


Si hoy mi Dios quiere hierro,
sáquenme a la guardia mora
este perro, sin demora,
venderá caro su entierro;i
Santiago y España cierro.
Yo imploré aquí mi condena !!
más sólo ceñí cadena
de mi sultana y fue justa,
casquillo ni hierro asusta,
si mi castigo es su pena.

Elgran Ausente. 



ES TU PENA SU CASTIGO



”Es tu pena su castigo”
En el  cadalso profuso
de dogmatismo confuso,
sin equidad ni testigo
como felón enemigo... 
a la hora de asentir,
no tendrá miedo a mentir.
Tal genuina Reina Mora,
hada, duende, gran señora.
Te sentenciará a morir.


Miriam Paz Jordan.


Ella me sentencia a morir 
de noche en blanco satén 
y en calidad de majzén, 
me indulta tras coexistir. 
Nácar del Guadalquivir, 
cela su alférez y enjalma,  
y con delicada calma
entra en mi celda a matarme,
con tabús para reencarnarme 
en mi, y en mi condenada alma. 

Elgran Ausente.


OSTENTANDO QUE TE AMA

Tu
 quieres reencarnada
ostentando que te ama
Ha! cautiva de tu cama
entre sedas ensalmada.
Mora Saluquia burlada,
hora hidalga ardorosa, 
hora sierpe mariposa.

Y transmutando la ley
te hará corcel… 
Tal vez rey.
según conjure, fogosa. 

Miriam Paz Jordan 


Veo que tu Reina Mora
sigue latiente y latente
como musa diligente
del ayer y del ahora.
Del Ándalus del otrora
hasta esta España cañí;
del morisco andalusí
hasta tu espacio rockero,
tu Mora es abrevadero
que sacia lo que hay en ti.
 
Ella en su ser te entroniza
y te atrapa en un conjuro;
ella es el fruto maduro
que tu boca cataliza.
Ella es el ansia enfermiza
que tu corazón dilata,
ella es felina, es la gata
que te araña lisonjera
hasta volverse una fiera
que cuando besa te mata.
 
Dice Miriam, con buen tino,
que te hará corcel o rey
transmutando alguna ley
de lo humano… ¿o lo divino?.
Y es cierto, está en tu sino
ser metamorfoseado
en un amante domado
cual un potrillo salvaje.
Tu Mora te da el forraje
que te mantiene hechizado.
 
Su lengua fabuladora
la convierte en Sherezada
y cada noche alunada
es tu dulce narradora.
Y tu alma es su deudora
porque Ella, en su hechicería
da vida a la fantasía
erótica y excitante
que tú, como fiel amante,
sueñas de noche y de día.
 
 O. Moré2017


Muchó aché, compay.



EN DESPLIEGUE DE TROPELES 


En despliegue de tropeles 

J. Errekerre y Moré 
con brío y rudo caché,
 cabalgando cual corceles,
 encumbraron oropeles
 desde Almería a Malí.
 Lesa estirpe marroquí
ofrendada por morgana, 
la más bella cortesana.
 Mora Zaida, andalusí.  

Y estos neo contendores
entre satén y cojines,
libarán de los confines
de datileras y flores,
oliva , piel y sudores.
Y cual conjuro sin suerte
entregarán con la muerte
el alma a la hechicera,
andaluza justiciera
hora hada... hora sierpe.

mpazj.Miriam Paz Jordan. 


ODA LAICOS ADVERSARIOS

Oda, laicos adversarios.
Arcaicas y doctas tierras
oasis, dunas y sierras
alberguen a los corsarios.
Las musas de los gregarios
conjurados y sumisos
sueñan albures hechizos,
ha la ímproba Sibila
Merlín opón a Nabila,
líos de amores castizos.

Ha con un beso, Califa.
Y el son de la bereber
cimbre en excelso placer
tu silueta de daifa,
grácil, ardiente Latifa.
El crótalo sin resabio
me batee a moro sabio,
trovador entre tu piel
cual la lira de un rabel…
Roce tu pecho, mi labio.

Mi inerme sed se coloca,
a acariciar como loca
Tu geografía… Y si toca
ese manto que desboca
efluvios desde tu boca,
oh! Diosa de los desiertos
amor y pasión inciertos
inspiradora prodigas.
En tu ronzal de ortigas,
desafinan mis conciertos.

Atte. mpazj.



Josetxu Errek®  Calle Llargarto, primavera 2017




28 de marzo de 2017

• DE CAMINO A LA LOCURA - Espinelas - •

   ObraDon Quijote en Nueva York. 


Por ir a comprar tabaco
me ladra el afilador,
ni que fuese un ruiseñor
y yo un verde pajarraco.
Y como no contra ataco, 
el gato pardo me araña 
las suelas con mala saña. 
Si a mi me gusta su humo
cuando espero y cuando fumo;
no me des más la castaña.
                      -
Por ir a aparcar el coche
me sitiaron ambas plazas 
disparando calabazas,
por tardar mil y una noche.
Indio emplumado alimoche,
ristra de vainas sin sables,
boca con muertos fotables,
tu mentolada moral 
no hiende el aliento fecal,
así que, por dios, ni me hables.
                      -
Me cortaré mis tendones
con cuchillo y tenedor,
podré soportar tu hedor,
pero no me da -mil perdones-
ni sale de mis cojones.
Me voy, que Castilla es ancha, 
camino a la avalancha 
de paranoias sagaces,
de locuras perspicaces;
sí... como un poeta en La Mancha.

josetxu errek®

Carrer Llargarto 

26 de marzo de 2017

• LAS AMIGAS LOCAS DEL AMOR•


     "Siempre he dicho que deberías dedicarte más a escribir" 

                                              Elgran Ausente, Calle Llargarto.


            Algunas locas, aún morimos de amor. A veces varias veces el mismo día con un roce, un pensamiento, una palabra, con un sueño, con un beso morimos, y como estamos acostumbradas a morir, nacemos inmediatamente después, contentas de haber podido morir, no perdemos la memoria, precisamente el recuerdo de ese instante que te hace morir, es el que te devuelve a la vida. 

           No solemos contarlo. Es difícil  de entender  y aún más de explicar, pero entre nosotras nos reconocemos, y cuando nuestras miradas se cruzan, sabemos que somos ramas de un mismo árbol. Es fantástico, mágico y maravilloso poder morir de amor, es un aprendizaje duro y difícil; claro, . Todos pretendemos agarrarnos a aquello que queremos, pero una vez que aprendemos a soltar, es cuando comenzamos a disfrutar. 

               Las locas somos así. Como sabemos lo complicado que es el amor, ponemos el alma en cada beso por si es el último, o el primero; nunca se sabe, y como nos sobra mucho amor, no lo derrochamos, intentamos llevarlo donde vamos. Por ello, con el tiempo,  la técnica va haciéndose más fácil y gratificante. 

Si te tropiezas con una amiga del amor, susúrrale al oído sin miedo... 



  ... de mi loca amiga, hernandina, M. Ezk .
                                        

23 de marzo de 2017

• VAMOS A CONTAR MENTIRAS •2.7




El virus que colaste el otro día,
despertó mi apetito visceral, 
entre mi corazón y mis costillas,
yo, inmune me creía a cosas tal.


Tus enzimas en vez de dar tortura,
me hacen, de abajo a arriba, cosquillas,
en cama, sin pastillas, sin vacuna.
tu forma de matarme me asesina. 


Los verbos me hacían, boca a boca,
beber locura carnal en achicoria,
y haciendo de las mías en las tuyas 
nos metemos nuevamente en discordia. 


Parda esfinge con botas que me partes
con una sola gota de sudor,
lo suficiente para emborracharme, 
para olvidar mentiras que sé yo.


Y con San Valentín en cada esquina,
tirando vanas flechas de fogueo 
a las sombras desnudas que veía
con la huella insoportable del deseo.



Elgran Ausente.  

Poesía, re escrita y retocada por un servidor , en Calle Llargarto, marzo 2017. 


...a María Ezk



12 de marzo de 2017

• POEMA DE MIGUEL HERNANDEZ PARA UN 12 de MARZO •


12/Marzo/ La eternidad 

Sentado sobre los muertos
que se han callado en dos meses,
beso zapatos vacíos
y empuño rabiosamente
la mano del corazón
y el alma que lo mantiene.

Que mi voz suba a los montes
y baje a la tierra y truene,
eso pide mi garganta
desde ahora y desde siempre.

Acércate a mi clamor,
pueblo de mi misma leche,
árbol que con tus raíces
encarcelado me tienes,
que aquí estoy yo para amarte
y estoy para defenderte
con la sangre y con la boca
como dos fusiles fieles.

Si yo salí de la tierra,
si yo he nacido de un vientre
desdichado y con pobreza,
no fue sino para hacerme
ruiseñor de las desdichas,
eco de la mala suerte,
y cantar y repetir
a quien escucharme debe
cuanto a penas, cuanto a pobres,
cuanto a tierra se refiere.

MIGUEL HERNANDEZ



Dalí "El Caballero de la muerte"

11 de marzo de 2017

• PEQUEÑOS FRACMENTOS DE UN ROTO •



(pequeño fragmento de un roto)

          ... era un mundo ajeno y sórdido, en el que sobrevivir era cosa de mantenerte como un poste de telégrafos,  impasible e íntegro. Pero sobre todo legal contigo mismo, sin traicionar tus principios para calmar la vanidad, en vez de luchar por el fin. Todo, no valía. 

          Hoy con la conciencia  menguada y, probablemente mermada, guiado quizá por los fantasmas y espectros que en mi viviero, años atrás, salgo en cuanto puedo buscando la profundidad fotográfica con el filtro de mis ojos,  la sencillez, la naturaleza, la oscuridad plateada de la noche, la confidencial y exclusiva mirada de la luna llena, o el guiño de soslayó de la misma luna; esta noche turca, y embadurnarme, igual que de niño con el chocolate, de esa sensación que no siempre me llega. 

          Me fijo en las pequeñas estrellas dibujando peces y nombres de mujer sobre ellas con mi dedo, o en las montañas recortadas por anaranjada luz una ciudad en llamas. Las penumbras me regala posibilidades inimaginables; veo la muerte crucificada en un olivo de perfil goyesco y fantasmagórico, o rezarle a "La Milagrosa" con su pie inamovible ahogando a la serpiente verde de cada día, medio esculpida medio dibujada en las viejas rocas calizas, mortificadas durante siglos por los elementos. Me pregunto si sólo yo veo esas cosas en la tenebrosidad. Compinchandome como testigo mudo de sus rincones  tan  bellos y negros . 

          De nuevo siento la noche en mi piel, en mis venas, en mis manos incluso en mi sexo. Pero antes del amanecer, me escurro, igual que agua de lluvia, por las angostas troneras, las acequias abiertas y las cunetas bien afeitadas que llevan el agua clara al río, y tinto sus aguas de azul marino, disolviendome entre remolinos. Desaparezco. Pero al desembocar en el mar, la sal marina y las medidas regeneran mi materia, pegándose los elementos que vuelven a unirse en una evaporación crepuscular. Me invento entre nubes celestes enriqueciendo la belleza de los rayos de sol de esta mañana.

                        Elgran Ausente 


Calle Llargarto, otoño 2016.