4 de mayo de 2014

"ADAGIO"


Porque agua evaporada, a los molinos
vuelve a mover, al caer de las quebradas
al badén con los mismos torbellinos,
las mismas espirales y alambradas.


Mis letras corren, huyen de la idea,
desprovistas de afán y de ansia alguna,
negando el baile a frases en pelea
con la quimera zen que el verbo ayuna.

Soslayan el siroco que otros marzos
causó versos de un soplo y peinó lunas,
donde rizaba cábalas y cuarzos,
de azar verde y pupilas tan gatunas.

Un Black Jack de vocales que se escurren
por un sillón de skay, cojo y barato,
consonantes que calman y recurren
a la sombra nerviosa, azul, de un gato.


En mi mente, crecen los rascacielos
neoyorkinos que alumbran mi palabra
endiablada, expulsada de los cielos
por pintar con espray, "abracadabra".

Porque nado en un pozo entre las balas;
recuerdos del pasado y empeñados
en volver a volar sin unas alas.
Yo sangro por cien plomos hoy preñados.

Mi pesadumbre barre acero y migas
de pan que me han traído hasta aquí mismo,
solsticio adagio a dignas enemigas,
que danzan tras la flauta hacia el abismo.


Elgran Ausente.