13 de junio de 2014

• EL YUXTAPUESTO • 2.7



Besaste mis labios muertos
devolviéndoles la vida,
me sedó tu pulso tierno
con aguas de calma chica.
Con esencias y romero
llenas mi pecho de crisma
consagrada con tus dedos
que convierto en poesías.
Soy un crupier en el tiempo,
tu yuxtapuesto cronista,
el arañazo en tu cuello,
la pipa de tu morfina,
las branquias del quinto cielo,
tus caladas de maría.

Los dos locos del espejo
que nos miran nos imitan...

desvariando mente y cuerpo,
sobre un puzle de dos fichas
que al casar y hacer asiento
en misma pose terminan,
en un abrazo de excesos,
sin más cimiento y doctrina
que el cuajo de ese momento. 




 Josetxu Erreke®2017
 Elgran Ausente.