24 de agosto de 2017

•Y A LA OCTAVA LUNA, SUFRIRÁS • Soneto



Soneto 

Desde aquel, no ha pasado ni un agosto 
sin que la piel, curtida, de la luna
me fustigue la espalda, una a una,
mis faltas de presencia a un alto costo.

Por temor a que excrute mi silueta 
que linda en madugadas sin fortuna,
me embarro mi piel y tez desnuda
y escapo de un troquel de luz que aprieta.

He visto amanecer la luna en llamas,
por romper mis promesas, hoy exclamas,
requiriendo mi estampa en otro lado,

mi nombre regalado en angramas  
de trapo; como un toro envisto enbramas...
y otro agosto la luna me ha lunado. 

Josetxu Erreke®Elgran ausente. 



Calle Llagarto a 24 agosto 2017