2 de octubre de 2017

° MADAME DOS PISTOLAS °




No se esfumó mi pasado
al igual, que no he aprendido
ni una vez la lección.
En cada error cometido
o éxito mal gastado,
había un demonio amigo
y un santo encomendado;
que acababa desvestido.

El tiempo es un bar-café
que en la calle de Ayer, sito,
invita a esconderse al sol
por un marginal distrito.
Vestida en corto wengué,
diseño de ultimo grito,
pasea la nuit, desiré,
acariciando un gatito.

La diosa Nix reaparece
con su látigo y sus botas
dando a la noche deberes
trabajando de manola,
atracando amaneceres
a punta de ron con cola
para hombres, sin mujeres,
desojando chapas rojas.

Algo tuve que aprender
de "Madam la dos pistolas"
escribiendo en su burdel
de ésta vida y de la otra,
con éste apego a perder
con ésta cara de odiota;
cualquier necio es Richar Gere
si tiene cash para copas.

He aprendido a vivir
bien con uno mismo,
ahorrándome disgustos
a punta de bolígrafo,
y oteo el amanecer
poniéndome a somníferos,
y en la misma fase rem
se me cae otra vez, Ícaro.  

Josetxu Errekerre®Elgran Ausente. 


Calle Llagarto, Octubre 2017