1 de febrero de 2018

~ CHILLI CALIENTE ~





  Cae a plomo un sol dulzón que adormece 
las tardes julianas con su siesta,
secuela perentoria de otras fiestas;
larva parda instintivamente crece.
Luciérnagas de seda,
un mantón fluorescente, solas, tejen.

El swing y el jazz, la big band excelentes,
el sopor de la tulipa y el color de esta,
hacen de la terraza una perfecta
imagen, exclusiva y no excluyente.
Oigo en la via Láctea,
barcos del mar de Venus criar peces

El baile de las velas le obedecen,
y el curvo itinerario me gobierna,
y usa armoniosa el cruze de sus piernas,
Coltraen la hace más sensual si hay enfrente
dos espejos de Bohemia,
puestos con la idea exótica de verse.

El peldaño me lleva a el siguiente
salón, donde las cartas leen tu instinto.
Me descalzo las botas sin permiso,
ella me hará lo propio con mi suéter,
yo le miro el vestido,
y ella, me tira el tanga de un cachete.

Un ecléctico puzzle transparente,
un juego de sofá a un par de mangas
cuyas únicas piezas que casan
las guarda cada uno para ayende.
Somos mentes raras
huyendo de un mañana siempre en ciernes..

La oscuridad narcótica y su duende,  
las prendas vuelan, brincan, se rajan,
su cama incuba formas aún laxas,
la jungla observa con sus ojos verdes...
Se abre una puerta nacar,
paso y su espalda cierra suavemente.

  
Josetxu Erreke®Elgran Ausente

El final lo dejo a la imaginación del lector, 
dado que es jueves erótico, no le será muy dicifil. 
Nos leemos.