24 de marzo de 2018

~ NOCHE DE VERSOS SIN AMOR ~






Día de la poesía.
Limando la noche estoy
para que mañana, u hoy,
alguien con trato de usía,
nombreme poeta un día.
Con título bien firmado,
y en un gran marco dorado,
para mi madre y su orgullo,
yo sólo pido y concluyo,
no pagar por lo editado.

Día de la estatua en vida,
del olor rancio y tabaco,
de pulgas del perro flaco.
 De descocerme la herida,
con tinta y la sangre hervida,
el día de las virutas
del carmín Lux de las putas,
del sinónimo de amor.

Y mis venas del color
de los versos que me amputas...

Josetxu Erreke®Elgran Ausente. 

De tinta y de sangre, hervida,
la cocina de tu verso,
bien servido aunque disperso
su diapasón de suicida.
Amputadas de movida,
trastabillando en la escena,
marionetas de la pena
las sílabas se desmañan.
No llegan - por más que arañan -
a emprolijar su melena. 

Eva Lucía Armas


Disperso, doña Lucia,
estoy, hará más de un año,
pues en mi costado extraño
el corazón que tenía.
Sin un, está boca es mía,  
telarañas y cruceta
ahorcan la marioneta,
si las obras salen ranas 
es por que muero sin ganas,
cuando la vida está a dieta.

Josetxu Erreke®Elgran Ausente 

(Segunda entrega)

Yo soy la rosa en los hielos
la edelweis de la montaña,
la que sin comer se apaña
en esta vida de duelos.
Como a todos, desconsuelos,
don Josetxu, me han sobrado,
y estoy, como sin pecado,
armada detrás del muro.
Es mi bo(d)ka de cianuro
lo que espanta al más osado.

Y no es que soy malhablada,
sino toda una damita,
educada, sencillita...
pero no voy de callada.
De la vida y su punzada
puedo escribir un tratado,
como usted, bien dibujado
en los mapas del presente.
Tengo el corazón ausente,
y el verbo, desmesurado.

Eva Lucía Armas 

Una amantis peligrosa
que come sopas con hielo,
enfriando el desconsuelo
con pétalos de su rosa.
Pendencias, duelos... curiosa,
clavas a los indecentes,
la faca de entre tus dientes,
y punzadas educadas
a las camisas dobladas,
con pulso, de almas carentes.
~
Yo ceno restos mentales,
sirvo copas de amoniaco
con el nervio del maniaco,
a fulanitas de tales.
Incendio los invernales,
con ángeles y con alas
que pintan las colegialas.
Doña de letras tomar,
y de armas de filo impar,
te envido sin antibalas.

Atentamente, don Josetxu Erreke®Elgran Ausente.






POETA SI

Hay versos que se acaloran
en ciscos de mil avernos.
Tu copla congela infiernos,
kamikazes que se inmolan
allí donde se extrapolan
las falacias del cobarde.
Lanzas coplas sin alarde
como ballestas sin crestas
y lisonjeando las testas…
bajas lunas a la tarde.  

Cual letras de filo cardo

la tozudez del escriba
no resbale en la diatriba
hiriendo al novato bardo.
Pues si en facundia retardo
esa efusión que destella, 
la musa de fase bella
maniobra cual una ardilla
y el poeta en su buhardilla...
trasciende polvo de estrella.

atte. Miriam Paz Jordán 
    
Ni mantis ni peligrosa
ni fulanita de tal;
para su verbo: casual,
la décima: contagiosa.
La bebida espirituosa
tendrá mejor acogida
en una boca abducida
que se rinda ante su encanto.
Hay quien se entrega al quebranto
con vocación de suicida.

Yo agradezco, caballero,
el contrapunto gentil
de su verso varonil,
intenso, claro, certero.
Me ha gustado el entrevero,
tiene fuerza su propuesta
y redobla bien la apuesta
con mucha garra sonora.
Regreso a ser su lectora
entusiasta y bien dispuesta.

Todo un placer don +Josetxu Errekerre . Hasta otra y muchas gracias.

Eva Lucía Armas 




Piedad, del verbo sucumbo,
para este brujo aprendiz,
que no saca una perdiz
ni de la oreja de Dumbo.
Las cartas de Heraclio tumbo
si Fornier, desde ultramar,
sopla para desmontar,
los naipes de mi castillo.
Cierro todo con pestillo...
justo antes de estornudar.




A quién voy a abducir
con un reloj de pulsera:
dime ¿a la violetera?
Son ganas de confundir;
y al soberano aburrir.
¿Qué vas a hacer jake mate
al rey de bastos? Andate
y levantate zarina,
pues soy peón de la mina
del verso y el disparate.


Josetxu Erreke®Elgran Ausente 

El placer es mutuo doña +Eva Lucía Armas, muchas gracias y hasta la próxima.   


DE BRUJO Y HADA
mpazj.

De brujo y hada es el cuento.
Entre chispas y centellas
hay ignotas epopeyas
que ligan en barlovento
donceles en descontento
con la fiereza de leones
defendiendo sus blasones.
Tal Herodes su reinado
o Moisés emancipado,
enarbolando pendones

van las letras del escriba
litigantes e injuriadas,
no mudas, muy desbocadas
cómo barca a la deriva.
En arenga sensitiva,
ingenio Errekerre aplica,
más veloz alguien replica,
rasgueando por el sendero
verso tan arrabalero…

Que una campana repica.

Contrapunto con: Jotexsu Errequerre 

DEL VERSO Y EL DISPARATE

Del verso y el disparate
liba el bardo perturbado,
asceta y desamparado
oteando el escaparate
del poeta que en combate
le compone un verso... en tanto,
cual soldado de Lepanto
declama en feroz cruzada
con tabardo y con espada...                  
Tal celador del espanto.   

La premisa del dislate
hace efecto en la lectura
si la trova sin cordura
agitada y romancera,
se instala muy tesonera
intimidando a que exprimas
reproductivas enzimas.       
Y una lira destemplada, 
al fondo aporta una osada,
desavenencia entre rimas.

Otrora, expuesta al albur
impuesto fue mi destino,
en las sendas de un cansino
esplendor de luengo azur.
Y entre copas y un tahúr
mis versos se hacen cicuta,
cuando la reglada escruta
las estrofas ancestrales
y entre dríadas y vestales…  
La Parca, cae disoluta.



Miriam Paz Jordán 






Ronessa, 23/03/2018